¿Listo para darle una profesión a tu dinero?

shutterstock 208966939

En uno de sus libros Robert Kiyosaki señala que “debemos tener dos profesiones: una para nosotros y otra para nuestro dinero.

”Decía el autor de Padre Pobre Padre Rico que la razón por la que gente muchas personas con título profesional tiene problemas económicos es porque no tienen una profesión para su dinero. Tenemos que entender que, independientemente de la vocación que sigan nuestros hijos, el dinero es un recurso con el que ellos deben aprender a tratar.  Los chicos crecen, van a la universidad, se hacen profesionales… pero nunca aprenden nada sobre hacer riqueza. Y si ellos no saben, la vida es tan dura que les enseña a golpes.

¿Ha visto a excelentes profesionales que viven en apuros económicos? ¿Conoce a gente muy preparada que vive endeudada?

Como padres, tenemos que tener claro que: o nuestros hijos aprenden a tratar con el dinero o aprenderán a tratar con la pobreza.

Ellos pueden querer ser médicos, pero nosotros tenemos que enseñarles a que sean médicos financieramente libres. Ellos pueden querer ser abogados, pero nosotros tenemos que enseñarles a que sean abogados financieramente libres.

Ellos pueden querer ser músicos, pero nosotros tenemos que enseñarles a que no sean músicos pobres.  No queremos profesionales alcanzados, sino profesionales ricos.  Y enseñar eso es deber de nosotros los padres.

Dan Kennedy- un millonario de la industria del marketing digital, sugiere que todos debemos manejar, al revés y al derecho, la HABILIDAD para ganar dinero.  Note eso: HABILIDAD PARA GANAR DINERO.  El problema es que los padres quieren enseñar la habilidad para trabajar o incluso para trabajar duro, pero eso NO es sinónimo de HABILIDAD PARA GANAR DINERO.

A sus hijos dígales esto:

el que debe trabajar duro es nuestro dinero, no nosotros. Para ello tienen que empezar a razonar como empresario y como inversionista.

Señores, en las manos del pobre el dinero se esfuma. En las manos del rico el dinero se multiplica. Dale cien dólares a un rico y regresará con mil. Dale cien dólares al pobre y regresará con un Jean y un par de zapatillas nuevas, y encima endeudado.

Los niños creen que el dinero es para gastarlo. Ellos quieren comprar y comprar. El deber de usted, como padre, es hacer que empiecen a invertir. Ese es uno de los primeros retos: que los niños se asocien con la palabra INVERTIR.  ¿Cómo hacerlo?  Empiece por las propinas y empiece a darle clases maestras. Aquí le pongo un ejemplo:

"Un millonario ruso le da clases de negocios a su hijo de nueve años. El magnate, que tiene negocios en el rubro minero y es un inversionista de bolsa, diseñó una maqueta donde se aprecian torres de edificios. En cada edificio hay tres departamentos por piso.  “Los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos”. Por ejemplo – le decía – imagina que estos edificios son reales. Imagínate que yo los construyo. Esos departamentos solo se tienen que construir una vez, es decir haces el trabajo una sola vez.

El niño escuchaba con atención y curiosidad extrema. Su papá continuaba explicándole:

Después que los construyo venderé una torre para recuperar mi inversión, el resto de torres las alquilaré y todos los meses ese dinero entrará a mis cuentas. Yo puedo irme de viaje y seguiré ganando. Puedo estar haciendo cualquier cosa, y esos departamentos están trabajando por mí.

El niño sonreía imaginando todo lo que se puede lograr. El papá seguía explicándole más modalidades de hacer dinero y el pequeño seguía preguntando. A fin de cuentas, si están preguntando quiere decir que están entendiendo".

Probablemente usted no tenga a mano una maqueta, pero – si se lo propone – con la ayuda de su hijo puede elaborar una. O puede ir con su pequeño a alguna inmobiliaria, pedir los informes y ver si tienen una maqueta. La cuestión es que formas hay miles, la cosa es explicarles a los pequeños acerca del dinero. Prepararlos para que dominen el dinero y no al revés. Decirles que deben tener dos profesiones: una para su vocación y una para su dinero.

Más en esta categoría: « Agrega un tiburón a tu vida

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

© 2018 IBTC International Business Training Center. Todos los Derechos Reservados.

Menú